Rafael Rodríguez, cofundador y CTO de Seven Solutions

Rafael Rodríguez, ingeniero en Informática por la Universidad de Granada especializado en sistemas embebidos y basados en FPGA, sincronización horaria, distribución de frecuencias y comunicaciones deterministas, es cofundador y director del Departamento de Tecnología (CTO) de Seven Solutions. Durante los últimos 15 años, ha participado en el diseño de sistemas de sincronización y control para múltiples infraestructuras científicas como aceleradores de partículas (CERN, IFMIF y GSI), radiotelescopios (SKA, CTA y HiSCORE) y para Institutos Nacionales de Metrología (en Reino Unido, Francia, Italia y Holanda). También ha trabajado en proyectos industriales para otros sectores como sistemas de radar (INDRA) y aeroespacial (AIRBUS y ESA).

Seven Solutions tiene una acreditada experiencia en grandes instalaciones científicas internacionales. Sus sistemas de sincronización forman parte de más de 60 colisionadores de partículas en todo el mundo, incluido el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN. En 2006, cuando se fundó, la empresa estaba centrada en sistemas de videovigilancia en tiempo real. ¿Cómo han llegado a ser un referente internacional y ‘socios’ indispensables de instituciones como el CERN o CIEMAT?

-Seven Solutions nació como una empresa de consultoría en el campo de la electrónica y los sistemas embebidos. Posteriormente, se especializó en sistemas y aplicaciones de videovigilancia. Lamentablemente, aunque los productos eran bastante innovadores en este campo, fracasamos en las acciones comerciales y esto nos obligó a detener este desarrollo y líneas de productos. Después de eso, decidimos pasar de soluciones propietarias a un enfoque de hardware abierto en un campo altamente innovador (sincronización y control para aceleradores de partículas) y, en colaboración de una gran institución como el CERN, nos unimos al entorno de desarrollo del Repositorio de Hardware Abierto (OHWR). Este enfoque fue clave y obligatorio para permitir una relación de confianza entre Seven Solutions y el CERN basada en el entendimiento mutuo y la excelencia en ingeniería. Ellos nos ayudaron mucho, mejorando nuestros procedimientos internos de calidad y capacidades de fabricación. Estas habilidades combinadas con el hecho de proveer hardware abierto, hacen posible que otras grandes instalaciones como GSI, ESS o LIPAc así como varias empresas internacionales puedan utilizar nuestro productos, incluso siendo una pequeña pyme. En este marco, entramos en contacto con investigadores del CIEMAT e iniciamos nuestra colaboración en el campo de los sistemas de control de aceleradores de partículas para IFMIF-DONES.

-Además de los mencionados sistemas de sincronización, ¿en qué  otros sistemas de instalaciones como IFMIF-DONES o LHC puede aportar valor la tecnología de Seven Solutions?

-Muchos aceleradores de partículas ya están utilizando nuestras soluciones de sincronización, pero de manera notable, otras instalaciones clave están en el campo de la astrofísica y las matrices de telescopios. Nuestra solución se ha utilizado en las instalaciones de CTA, KM3Net, SKA, EISCAT o ICE-Cube entre otras. Además, otros sectores clave están relacionados con aplicaciones de sincronización precisa en los Institutos Nacionales de Metrología (NMIs) y aplicaciones de transferencia de tiempo basadas en la utilización de redes de fibra óptica para la comparación de patrones ópticos.

La empresa surgió como una spin-off de la Universidad de Granada. ¿Es el caso de éxito de Seven Solutions una excepción dentro de la comunidad universitaria granadina?

-La Universidad de Granada (UGR) tiene una gran tradición en la creación de spin-offs y aunque el área de Granada no es muy industrial, la UGR cuenta con buenos ejemplos de transferencia tecnológica e innovación en campos como la biotecnología, las tecnologías de la información o las energías renovables. Seven Solutions es una spin-off de la Universidad de Granada y, de forma similar, también somos spin-off del CERN. La UGR nos ayudó a ponernos en marcha y nos proporcionó la formación inicial clave en el modelo de negocio, creyendo en nosotros desde el principio. Sin embargo, el contacto del CERN fue crucial para activar nuestras capacidades y difundir nuestras soluciones en todo el mundo. De esta forma, podemos decir que somos un caso singular en la Universidad de Granada pero al mismo tiempo los ingredientes clave fueron puramente locales: “materia gris, ambición y mucha ilusión”. La Universidad de Granada tiene muchas otras empresas derivadas con estas capacidades y con soluciones muy innovadoras. Si encuentran el camino hacia la internacionalización, creemos que todos tendrán éxito.

-¿Qué papel jugó Seven Solutions en los primeros pasos de la candidatura granadina para albergar IFMIF-DONES?

-Desde el principio colaboramos con CIEMAT dando soporte para la instalación de la infraestructura, primero en Andalucía y luego y más concretamente en Granada. Proporcionamos el primer contacto con instituciones públicas como Universidad de Granada, Ayuntamiento, Junta de Andalucía y CDTI. Al mismo tiempo, participamos en la inscripción de empresas y asociaciones nacionales de primer nivel, incluidas AMETIC, INEUSTAR y OnGranada. También contamos con la colaboración de otras instalaciones y expertos y en especial del CERN o del Instituto Max Planck. Junto con empresarios locales, participamos en muchos eventos para difundir los beneficios de la instalación y el papel de la energía de fusión en la sociedad. Realmente pensamos que esta instalación puede ayudar a mitigar los problemas energéticos de este siglo y estamos muy orgullosos de tener una pequeña pero decisiva contribución para que Granada sea elegida como sede de esta instalación.

-¿En aquellos primeros momentos cómo fue recibida la propuesta granadina?

-La acogida a nivel local fue excelente con un fuerte apoyo de la administración y las industrias locales. Escalar esta idea a nivel autonómico o nacional fue más complicado pero instituciones como la UGR y el CIEMAT no se rinden y ahora estamos mucho más cerca que nunca de hacer realidad la instalación de esta infraestructura en Granada.

-¿Qué papel jugarán Seven Solutions y su tecnología en el futuro acelerador de partículas de Escúzar?

-El principal campo de especialización de Seven Solutions está relacionado con la transferencia de tiempo preciso, la difusión de RF y los sistemas de control de RF como los dispositivos LLRF o BPM. Creemos que podemos desempeñar un buen papel en estos instrumentos de IFMIF-DONES. Además, nuestros ingenieros han estado trabajando in situ en instalaciones como CERN, ITER, ESS o LIPAc, aportando experiencia, tecnologías e innovación a las soluciones de nuestra empresa. Todos estos elementos nos permiten contribuir en muchos campos relacionados con la temporización, sistemas de RF, diagnóstico, control rápido y bajo, EPICS, comunicaciones y automatización de sistemas. Además, como empresa muy innovadora con espíritu de trabajo en equipo, estamos abiertos a nuevos desafíos y listos para abordar oportunidades adicionales, por ejemplo, en colaboración con socios como la Universidad de Granada o CIEMAT. En cualquier caso, este campo es muy competitivo y es demasiado pronto para saber cuál puede ser el papel final de Seven Solutions. Ahora, estamos enfocados en brindar las mejores soluciones para las instalaciones más desafiantes del mundo y, con suerte, este será el criterio de calificación decisivo para elegir a Seven Solutions como un actor clave para los sistemas IFMIF-DONES en un futuro cercano.