Marek Lewitowicz – Presidente del Nuclear Physics European Collaboration Committee (NuPECC)

El profesor doctor Marek Lewitowicz es presidente del Comité Europeo para la Colaboración en Física Nuclear (Nuclear Physics European Collaboration Committee, NuPECC), uno de los Comités de Expertos de la Fundación Europea de la Ciencia. Es director de Investigación en el Centre National de Recherche Scientifique en el laboratorio GANIL en Caen (Francia). Doctor en Física Nuclear por el Institute of Nuclear Studies en Swierk, Polonia, fue nombrado profesor en Física por el Presidente de Polonia. Con anterioridad fue investigador en el Joint Institute for Nuclear Research en Dubna y en el Institut de Physique Nucléaire en Orsay, Francia. A lo largo de su carrera, ha estado involucrado en distintos proyectos de investigación europeos relacionados con FP6, FP7 y H2020, integrando actividades en infraestructuras europeas como ENSAR y ENSAR2 como coordinador adjunto, en SPIRAL2 y en IDEAAL como coordinador y en el desarrollo de la instalación ESFRI SPIRAL2 en GANIL.

-¿Qué es el NUPECC y cuál es su relación con el proyecto IFMIF-DONES?

-El Comité Europeo para la colaboración en Física Nuclear (NuPECC, según sus siglas en inglés) es uno de los Comités de Expertos de la Fundación Europea de la Ciencia. El objetivo de NuPECC es desarrollar la estrategia de colaboración europea en ciencia nuclear mediante el apoyo de iniciativas colaborativas entre grupos de investigación europeos y la promoción de la física nuclear y sus aplicaciones interdisciplinares en el beneficio social.

Para ello, el Comité tiene como objetivos proporcionar asesoramiento y recomendaciones estratégicas a los organismos de financiación y órganos de decisión, definir una red de instalaciones complementarias en Europa e incentivar la optimización de su uso, facilitar un foro de discusión sobre futuras instalaciones e instrumentación y contribuir a la educación pública y concienciación. En la actualidad, el Comité está formado por 37 expertos altamente cualificados en representación de 21 países europeos, cuatro grandes infraestructuras de física nuclear y tres miembros asociados.

El Comité se fundó en 1988 y opera por medio de tres reuniones plenarias, grupos de tareas ad hoc y grupos de trabajo. Cada seis o siete años el Comité organiza y publica un plan de largo alcance (Long Range Plan, LRP) para física nuclear en Europa. El LRP es una visión global de la situación de campo y contiene las principales recomendaciones para su desarrollo.

-El objetivo del NuPECC es desarrollar una estrategia de colaboración europea en torno a la ciencia y la física nucleares. ¿Cómo se alinean los objetivos de investigación, recursos y políticas de innovación de 27 países para perseguir un fin común?

-NuPECC creó un grupo de tareas en 2018 cuya función es visitar los países europeos con el objetivo de tener encuentros con los representantes de agencias de financiación locales, nacionales e internacionales para abordar y promover la implementación de las recomendaciones del Long Range Plan NuPECC 2017. En estos encuentros, el Comité compara las recomendaciones NuPECC con las hojas de ruta nacionales en física nuclear y su implementación. Hasta el momento, las reuniones celebradas en Noruega, Reino Unido, Rumanía, IAEA, Polonia, JINR en Dubna y más recientemente, en España en marzo de 2020, han demostrado que la mayoría de los países y organizaciones siguen muy de cerca el NuPECC 2017 LRP. Al mismo tiempo existe una evidente falta de centralización del modelo de financiación para la física nuclear en Europa y cada país debe desarrollar sus propios mecanismos para su evaluación y financiación.

La hoja de ruta ESFRI se considera, por lo general, la principal guía para el desarrollo de nuevas infraestructuras de investigación en Europa. Por ello, las instalaciones de física nuclear (o relacionadas) de la hoja de ruta ESFRI, como son FAIR, SPIRAL2, MYRRHA, NICA e IFMIF-DONES, cuentan con el apoyo de agencias de financiación nacionales y buscan su lugar también en las hojas de ruta de infraestructuras de investigación nacionales.

– Además de su interés para el desarrollo de la fusión como fuente de energía, ¿IFMIF-DONES es de interés en otros ámbitos científico-tecnológicos? ¿Qué aplicaciones tendrán los avances que se consigan gracias a una infraestructura como IFMIF-DONES? ¿Qué otros sectores podrán beneficiarse de una instalación como DONES más allá del energético?

-Tanto NuPECC como yo personalmente hemos seguido muy de cerca el desarrollo de aspectos multidisciplinares relacionados con investigación en IFMIF-DONES. El proyecto H2020 DONES-PreP tiene como uno de los objetivos definir los ámbitos más prometedores que serán de gran importancia en este sentido. Sin entrar en los resultados del trabajo desarrollado, veo que existen oportunidades de contribución en investigación elemental en física nuclear, astrofísica, producción de radioisótopos utilizados en diagnóstico y tratamiento de cáncer.

La instalación, con ligeras modificaciones respecto a su diseño inicial, puede utilizarse para experimentos e irradiaciones de larga duración con haz de deuterones y un alto flujo de neutrones rápidos. Es importante encontrar las soluciones técnicas adecuadas que a su vez permitan mantener las características necesarias de la instalación como la intensidad de haz primario y periodos de irradiación prolongados para investigación relacionada con la fusión.

Creo que la investigación multidisciplinar que se pueda llevar a cabo en IFMIF-DONES será muy beneficiosa para el proyecto, convirtiéndose en un atractivo para la comunidad investigadora española y europea. Las posibles aplicaciones médicas pueden ayudar también a incrementar el grado de aceptación y reconocimiento del proyecto en la sociedad.

-¿Cuáles son las principales dificultades organizativas o financieras a la hora de planificar la construcción de una gran infraestructura científica como IFMIF-DONES? ¿La trayectoria y la experiencia acumulada por la UE en la construcción de este tipo de instalaciones es una ventaja para IFMIF-DONES?

-Las principales dificultades en este esfuerzo tan ambicioso están vinculadas a los recursos y a la participación internacional necesarios durante la fase de construcción. A raíz de la crisis causada por la pandemia Covid-19, puede resultar difícil conseguir un firme compromiso de inversión por parte de muchos países en esta costosa, aunque absolutamente necesaria, infraestructura. El apoyo europeo y de las autoridades locales en España es fundamental.

IFMIF-DONES, como proyecto nuevo, internacional y de gran envergadura, debería beneficiarse de la experiencia adquirida por otros grandes proyectos de aceleradores europeos más recientes como son ESS, FAIR, SPIRAL2 o XFEL. La gestión de IFMIF-DONES tiene en especial consideración todos estos proyectos y trata de adaptar las buenas prácticas relacionadas con los modelos financieros y de gobernanza al contexto de proyectos sobre fusión nuclear.

-¿Qué papel tendrá IFMIF-DONES en la red europea de infraestructuras vinculadas con la fusión nuclear?

-El trabajo realizado en ITER y en IFMIF-DONES allanará el camino hacia el primer reactor de fusión nuclear que produzca energía: DEMO. Estas no son unas instalaciones más. Son las instalaciones clave para poder aprovechar a esta rica fuente de energía. Por supuesto, es necesaria una red internacional de laboratorios de investigación para construirlos y analizar los resultados de los experimentos que se realicen.

-En su experiencia, ¿cómo son de importantes las contribuciones en especie para la puesta en marcha de proyectos científicos tan ambiciosos como el acelerador de partículas?

-Esta es una pregunta que requeriría una serie de congresos internacionales sobre este tema y reuniones políticas al más alto nivel. Cada proyecto para una nueva infraestructura de investigación tiene una manera distinta de abordar las contribuciones en especie: desde proyectos montados casi por completo con contribuciones en especie (el caso de ITER) a otros con una contribución menor de este tipo (ejemplos serían SPIRAL2 o proyectos de aceleradores estadounidenses). Los distintos planteamientos son el resultado de modelos de financiación heterogéneos y de estrategias políticas diversas en el entorno de proyectos internacionales.

En el caso de IFMIF-DONES las contribuciones en especie tendrán un papel fundamental. Este modelo de financiación es atractivo para los socios internacionales, pero puede causar complicaciones y retrasos durante la fase de implementación, lo cual supondrá una presión adicional en el equipo del proyecto.

-El NuPECC es uno de los observadores del proyecto DONES-PreP, que finaliza el próximo mes de diciembre. ¿Qué importancia estratégica tiene DONES-PreP para la puesta en marcha de IFMIF-DONES en Granada?

El proyecto europeo DONES-PreP es, en mi opinión, un paso necesario para la preparación de la construcción de la instalación en Granada. Gracias a este proyecto, IFMIF-DONES definirá de manera clara la organización del proyecto, una estimación de costes viable y su esquema de financiación. Si bien es cierto que en el tiempo que queda hasta la finalización de la fase DONES-PreP probablemente no haya una decisión firme sobre la construcción de IFMIF-DONES en Granada, considero que se lograrán los requisitos necesarios para la toma de esta decisión.