Uno de los desafíos clave del proyecto IFMIF-DONES es el desarrollo y validación de sensores y dispositivos de monitorización capaces de soportar grandes flujos de neutrones. De ahí que el acelerador de partículas haya sido el protagonista de una de las jornadas del PhDiaFusion Summer School of Plasma Diagnostics, que se celebró del 20 al 24 de septiembre en el Castillo de Niepolomice, en Polonia.

Esta escuela de verano, organizada por el Institute of Nuclear Physics Polish Academy of Sciences (IFJ PAN) y el Institute for Magnetic Fusion Research de CEA, dedicó su última jornada a IFMIF-DONES, con dos conferencias impartidas por representantes de entidades vinculadas con la fase preparatoria del proyecto.

Frederik Arbeiter, del Karlsruhe Institute of Technology (KIT) de Alemania, analizó las alteraciones de las propiedades de los materiales a causa de los neutrones; y Davide Bernardi, de la Agenzia nazionale per le Nuove Tecnologie, L’energia e lo Sviluppo Económico Sostenibile (ENEA), detalló el estado del proyecto del acelerador de partículas y sus futuros desarrollos.