“Café con Ciencia” es una actividad que se está celebrando en Andalucía, con el fin de organizar encuentros de científicos con grupos reducidos de estudiantes de secundaria y bachillerato y sus respectivos profesores, y que desarrollan en universidades, centros de investigación y otros espacios públicos, con el objetivo compartir experiencias y acercar a los más jóvenes a la investigación.

En esta ocasión, María Luque Porras, ingeniera de la Oficina Técnica de IFMIF-DONES, ha compartido con los jóvenes estudiantes, en los Comedores de PTS, un café y también sus conocimientos técnicos y su labor científica, así como la investigación que está desarrollando actualmente y su día a día.

En el inicio de esta charla de café, abordó los principios básicos de la energía de fusión y tecnologías asociadas, en la ingeniería de aceleradores de partículas: equipos, dimensiones, potencias, presiones, intensidades, temperaturas, mantenimiento remoto, etc. Dedicó igualmente una parte de su intervención a otros laboratorios como el CERN, así como la coordinación y planificación de proyectos internacionales en este ámbito.

María Luque, como miembro del equipo de ingenieros que trabaja para poner en marcha IFMIF-DONES, explicó que es una instalación incluida en la hoja de ruta trazada en Europa con el objetivo de conseguir la generación de electricidad a través de la fusión. Informó a los jóvenes estudiantes que, con estas plantas de fusión, se pretende reproducir lo que ocurre en el Sol; es decir, “generar un entorno en el que las partículas choquen entre sí uniéndose, formando otros elementos y liberando energía que podamos aprovechar”.

Para concluir, aclaró a los estudiantes el objetivo principal de esta instalación, que centra en estudiar y validar los materiales que compondrán las máquinas que hagan esto posible. “Consiste -con una alocución más técnica- en un acelerador de partículas (deuterones) que, al impactar en un blanco de litio, se genera un flujo de neutrones con las que se irradiarán las muestras de material, simulando así las condiciones esperadas en el corazón de la planta de fusión”.