¿Qué es la fusión?

Fusion es la fuente de energía del Sol y las estrellas.

Debido al efecto del tremendo calor y la gravedad que se producen en el núcleo de estos cuerpos estelares, los núcleos de hidrógeno colisionan, se fusionan en átomos de helio más pesados y liberan enormes cantidades de energía en el proceso.

La ciencia de de fusión del siglo XX identificó la reacción entre dos isótopos de hidrógeno, el deuterio (D) y el tritio (T), como la reacción de fusión más eficiente en el laboratorio. La reacción de fusión DT produce la mayor ganancia de energía a las temperaturas “más bajas”.

Se deben cumplir tres condiciones para lograr la fusión en un laboratorio: temperatura muy alta (del orden de 150,000,000 ° Celsius); suficiente densidad de partículas de plasma (para aumentar la probabilidad de que ocurran colisiones); y suficiente tiempo de confinamiento (para retener el plasma, que tiene una propensión a expandirse, dentro de un volumen definido).

A temperaturas extremas, los electrones se separan de los núcleos y un gas se convierte en plasma, a menudo denominado cuarto estado de la materia. Los plasmas de fusión proporcionan el entorno en el que los elementos ligeros pueden fusionarse y producir energía.

En un dispositivo tokamak, se utilizan potentes campos magnéticos para confinar y controlar el plasma.

Consulte la sección Ciencia en el sitio web de ITER para obtener más información sobre fusión y plasmas.